USB Killer

Este se conecta al puerto USB como cualquier otro dispositivo de almacenamiento y automáticamente acumula energía eléctrica que más tarde descarga con fuerza sobre los aparatos.

No sólo PCs, sino cualquier otro dispositivo que incluya un puerto USB. Puede freir consolas, televisores, tablets, móviles, etc.

Pese a los resultados del dispositivo, los creadores argumentan que este invento está diseñado para que cualquier usuario pueda comprobar la resistencia y seguridad de su computadora.

Existía una primera versión de USB Killer que solamente destruía el puerto USB, al sobrecargarlo con 110 voltios. Este nuevo USB Killer 2.0 aumenta la descarga a los 220 voltios, lo que puede provocar la muerte no sólo del puerto USB, sino también de la placa base del ordenador, y otras componentes.

El funcionamiento de USB Killer 2.0 es, en realidad, muy sencillo. El pendrive contiene unos condensadores que almacenan carga que recogen del propio puerto USB. Cuando se llenan, sueltan esta corriente eléctrica acumulada, electrocutando el puerto USB con una descarga de 220 voltios, suficiente para freír cualquier dispositivo.

Los primeros prototipos del aparecieron en 2015 y estaban diseñados para que los fabricantes de computadoras pudieran poner a prueba la resistencia de sus equipos. Tras el fracaso del primer dispositivo, sus creadores decidieron dar un paso más y lanzar esta nueva versión, más letal y a un precio medio de 56 dólares, un valor “asequible” para el consumidor medio, según sus creadores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *